CLAROSCUROS

Corredor interoceánico del Istmo de Tehuantepec: ¿Qué inaugurará AMLO?
Parte III
José Luis Ortega Vidal
(1)
El Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec es referido como una de las cuatro mega obras del actual gobierno.
En sentido estricto, se trata de un megaproyecto dentro del cual se incluyen multiplicidad de obras de las cuales destaca la rehabilitación del tren transístmico entre los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos.
Este domingo, el presidente Andrés Manuel López Obrador recorrió -por aire- el referido tren inaugurado en 1907 por el general Porfirio Diaz Mori.
El martes pasado este reportero pudo visitar el municipio de Jesús Carranza y a la altura del kilómetro 125+600 de la línea férrea Coatzacoalcos-Salina Cruz, se constató la rehabilitación a su paso por esta población.
Luce durmientes nuevos, de concreto, mientras a un costado lucen abandonados los viejos durmientes reemplazados, también de cemento,
Durmientes de madera barnizados con material aceitoso y de imponente color negro, se ubican casi a la salida de Jesús Carranza.
Empleados de FERROSUR explicaron su empleo en puentes.
Acudí al puente que atraviesa el río Jaltepec -afluente del río Coatzacoalcos-, el cual separa a Jesús Carranza del camino a Suchilapan -comunidad adscrita a su territorio- donde nació Fernando López Arias; notable orador, abogado, gobernador de Veracruz, Procurador General de la República y aspirante fallido a la silla presidencial.
El puente sobre el río Jaltepec luce durmientes negros de madera.
La estructura cuenta con varios metros de altura y longitud, está recién pintada y combina grandes piezas de acero nuevas, con pilares de concreto ya viejos.
(2)
El puente sólo se usa para el paso del tren que ha unido los puertos de Coatzacoalcos, en Veracruz y Salina Cruz, en Oaxaca, desde hace más de un siglo.
Los autos y la gente atraviesan el río Jaltepec a través de una modesta panga.
El contraste es gigantesco: un puente con mantenimiento reciente forma parte de un megaproyecto planeado para abatir el rezago histórico en los nueve estados del sureste de México, mientras debajo suyo autos y pobladores nos remiten al siglo XIX por el empleo de una modesta panga movilizada con un motor de combustión interna.
La escena resulta histórica desde el contexto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), pues la conexión ferrocarrilera de los océanos Atlántico y Pacífico es pieza clave.
(3)
Me he preguntado: ¿Qué va a inaugurar Andrés Manuel López Obrador cuando corte el listón del CIIT, también identificado como Corredor Multimodal del Istmo de Tehuantepec?
Desde Jesús Carranza llega la respuesta a esta duda: va a inaugurar un tren.
Deberíamos afirmar: se va a reinaugurar un tren, denominado transístmico en los tiempos de Porfirio Díaz.
Pero no, no se le dará el crédito a don Porfirio y el discurso oficial dirá -palabras más, palabras menos- que se inaugura el Tren Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, en tiempos de la Cuarta Transformación.
Más aún: dirán que se inaugura el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.
Ante estos escenarios discursivos en proceso, el tema es claro: durante el sexenio actual se ha dado mantenimiento, se ha rehabilitado y modernizado parcialmente el viejo tren transístmico.

(4)

Ha trascendido que el próximo 17 de septiembre será el primer recorrido del Tren Interoceánico, pero estrictamente veremos uno más de los miles de recorridos del viejo tren transístmico.

(5)

El Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec es un megaproyecto cuya primera etapa -a manos de la 4T- consiste en mejorar las condiciones de comunicación terrestre entre los dos puertos que dan vida a nuestro istmo: Salina Cruz y Coatzacoalcos, también rehabilitados y modernizados parcialmente.

(6)

A empleados de FERROSUR el reportero les preguntó sobre las curvas modificadas para disminuir tiempos de traslado de las cargas vía el tren.
Están del lado de Oaxaca, explicaron.
Y sí, confirmaron, se han creado líneas rectas de las vías para agilizar el paso de las locomotoras, aumentar su velocidad y bajar de siete a cinco horas el envío de contenedores de puerto a puerto.

(7)

Porfirio Díaz inauguró hace 116 años una mega obra que permitió el envío de cargas durante un lapso -a velocidad actual- de siete horas y durante la 4T este proceso se disminuye a cinco horas.
He ahí un logro notable.
El tren transístmico ha sido siempre de una sola, salvo tramos parciales donde hay vías alternas y se permite el paso uno por uno (1 x 1); algo así como un acotamiento ferroviario (algún ingeniero especializado lo explicaría mejor).
En Medias Aguas -municipio de Sayula de Alemán- se ubica el único puerto seco de la ruta transístmica y su conexión estratégica con Tierra Blanca, desde donde se comunica el tren hacia la ciudad y puerto de Veracruz y la ciudad de México.
Nada de eso ha sufrido modificaciones por parte de la 4T salvo el mantenimiento de las vías o, digamos, su modernización.

(8)

Hemos explicado cómo la puesta en marcha del Canal de Panamá -el 15 de agosto de 1914- marcó el cierre del tren transístmico de Tehuantepec al servicio interoceánico.
La Revolución de 1910 fue otra limitante para la continuidad del megaproyecto.
El tren transístmico inaugurado por Porfirio Diaz nunca se cerró, sólo se limitó al servicio interestatal: tanto de carga como de pasajeros.
En 1937 el presidente Lázaro Cárdenas expropió los Ferrocarriles Nacionales y en 1995 el presidente Ernesto Zedillo Ponce de León inició su privatización, como parte del modelo macroeconómico del neoliberalismo; de paso acabó con el servicio de pasajeros.
El doctor Zedillo es un brillante economista, pero también un ignorante probado sobre temas de cultura, historia y cohesión social.

(9)

Entre Germán Larrea -accionista mayoritario de grupo México- y el presidente Andrés Manuel López Obrador, ha ocurrido una serie de desaguisados producto -me parece- de su rechazo personal mutuo y profundo.
El multimillonario y el político no se soportan y a ninguno le interesa disimularlo ni guardar formas de ningún tipo.
Meses atrás FERROSUR -empresa del Grupo México- retiró su participación en la construcción de un tramo del Tren Maya.
En mayo pasado el gobierno federal expropió tres tramos de vía -el equivalente a 127 kilómetros entre Coatzacoalcos y Medias Aguas- operados por FERROSUR.
Para evitar un fuerte pleito legal, a modo de pago por la expropiación se amplió a favor de FERROSUR la concesión de paso por la ruta Coatzacoalcos-Salina Cruz.
Contará con ocho años más a partir del año 2036, cuando concluía el plazo; por lo cual podrá trabajar hasta el 2044.
Elementos de la Marina se hicieron del control de las instalaciones concesionadas y Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) las opera desde tres meses atrás.
FIT es una empresa federal a cargo de la MARINA y operadora del Corredor Interoceánico.
Un dato relevante: Germán Larrea Mota-Velasco participaba en una puja por la compra de BANAMEX, negocio que finalmente se vino abajo durante un mayo destacado por sus intensos calores.
Luego llegaría la feroz canícula que estamos viviendo, pero eso ya es otra historia…

(10)

Este domingo el presidente López Obrador supervisó el Tren Interoceánico del Istmo de Tehuantepec! a inaugurarse antes del fin de su gobierno.
Presente en una reunión privada en el puerto de Coatzacoalcos, Cuitláhuac García Jiménez insistió en el beneficio para más de treinta y cuatro municipios sureños de la entidad que gobierna.
El dos de agosto, García Jiménez estuvo en Sayula de Alemán donde supervisó el libramiento de 6.5 kilómetros que se construye allí como parte del Corredor Interoceánico.
El libramiento evitará el paso por la cabecera municipal sayuleña.
Se trata de la carretera federal 185 que comunica a Coatzacoalcos con Salina Cruz y atraviesa municipios como Minatitlán, Cosoleacaque, Jáltipan, Soconusco, Texistepec y Acayucan para arribar a suelo sayuleño.
A su paso por Sayula se están reparando -al mismo tiempo- unos cinco kilómetros de esta vía, lo cual beneficia a los miles de conductores que la emplean.
Muchos de esos automovilistas y transportistas se conectan con San Juan Evangelista y Jesús Carranza, municipios colindantes.
El libramiento de 6.5 kilómetros habrá de constituir una excelente alternativa para evitar el paso por Sayula de Alemán y continuar la ruta hacia Salina Cruz, Oaxaca o a Coatzacoalcos, Veracruz.
Sin embargo -como lo he explicado en otras entregas de CLAROSCUROS- se trata de una obra de 6.5 kilómetros dentro de una carretera de más de 300 kilómetros.

(11)

Va de nuevo: además del tren que conecta a Coatzacoalcos y Salina Cruz desde 1907 y que ahora será más rápido al disminuir dos horas de recorrido, los puertos del corredor interoceánico se han comunicado durante décadas a través de la carretera 185 o transístmica.
Esta carretera no ha sufrido modificación relevante durante el sexenio actual.
Boletines del gobierno difundidos ayer por personeros, mencionan la modernización de las carreteras como parte del Corrector Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.
Si la presunta modernización carretera se refiere a libramientos, el anuncio es un fraude.
Durante el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez la carretera transístmica se amplió a cuatro carriles entre Jáltipan y Acayucan, en un tramo de sólo diez kilómetros.
A estos pueblos los separan veinte kilómetros, pero los otros diez -a cuatro carriles- ya existían desde gobiernos previos.
La otra transformación relevante que dejará el gobierno actual es el libramiento de 6.5 kilómetros en Sayula de Alemán, ya referido.

(12)

Entre Sayula de Alemán y Jesús Carranza, donde concluye Veracruz e inicia Oaxaca, corren más de 80 kilómetros de la carretera federal 185 donde todo sigue igual.
No hay obra alguna ahí, no hay transformación de nada.
La carretera es de doble carril, un poco ancha y con acotamiento; es todo.
Si el presidente inaugura la carretera cuando corte el listón del corredor interoceánico estará entregando una carretera vieja, con libramientos pequeños en Sayula, Veracruz, así como en Palomares y Matías Romero, Oaxaca.
Al reportero le falta recorrer el tramo de la carretera 185 en una parte de Oaxaca para constatar la existencia de modificaciones en la zona zapoteca de Juchitán, Chivela, Ixtepec, La Ventosa y Salina Cruz o comprobar su inexistencia.
He recorrido hasta Matías Romero y sólo hay libramientos. No hay más.
El aeropuerto de Canticas, en Veracruz, luce igual que siempre: sin modernización alguna.
Habré de visitar el de Ixtepec, Oaxaca.

(13)

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, estuvo presente en la reunión privada de AMLO en Coatzacoalcos, realizada en la Administración del Sistema Portuario Nacional (ASIPONA).
Boletines sobre la actividad de la titular de SENER detallaron la presentación de una locomotora para el tren del corredor interoceánico.
El diseño incluye imágenes sobre mujeres de Veracruz, Oaxaca, Tabasco y Chiapas.
Bien.
Hay un detalle destacado: la rehabilitación y modernización del tren transístmico incluye su conexión con la refinería Olmeca, en Dos Bocas.
Se ha dado a conocer la imposibilidad de tal meta.
Se trata una conexión desde la estación Chontalpa, en Tabasco, que conecta con el tren que viene de Coatzacoalcos, pero requiere de un ramal de 100 kilómetros hasta Dos Bocas.
El gobierno sólo cuenta con el 50 % de los derechos de vía y no dará tiempo a la 4T para hacer esas vías férreas.
El presidente admitió que será la próxima administración la responsable de hacerlo.
Al no haber tren en Dos Bocas: ¿Cómo sacarán la gasolina y diéselcuando finalmente se produzca?
Con pipas, por barco o por ductos.
Es decir, la locomotora con imágenes de mujeres de Chiapas, Tabasco, Oaxaca y Veracruz no conocerá la refinería Olmeca…por lo menos lo que resta de este año y el próximo.

(14)

En la gira presidencial del domingo también estuvo presente Raquel Buenrostro, secretaría de Economía.
No se han dado a conocer declaraciones suyas y ella es la responsable directa de los Polos de Desarrollo del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, de los cuales cinco han sido licitados y en noviembre conoceremos los nombres de las empresas ganadoras, así como los detalles sobre sus planes de inversión en Coatzacoalcos -dos Polos-, Texistepec, San Juan Evangelista y Salina Cruz -un Polo en cada lugar-.
Esos Polos de Desarrollo -o Zonas Económicas Especiales- están llamados a generar miles de empleos durante las próximas décadas.
En buena medida ahí se concentra el plan -y la esperanza- de abatir el rezago histórico del sureste de México.

(15)

El presidente Andrés Manuel López Obrador va a inaugurar una infraestructura añeja a la cual su gobierno da mantenimiento y moderniza parcialmente: el tren transístmico ahora denominado tren interoceánico, así como los puertos de Salina Cruz y Coatzacoalcos, donde sí se ha realizado una inversión modesta pero destacada.
Seguramente el tema de los Polos de Desarrollo se incluirá en el mensaje por el corte del listón del CIIT.
Pero éstos no lucen avance alguno, más allá de los andamiajes jurídicos y administrativos de sus terrenos en Texistepec y San Juan Evangelista, donde al día de hoy únicamente hay espacios vacíos o -casos de Coatzacoalcos y Salina Cruz- la mejoría en sus piezas portuarias y elementos de conectividad; añejos en ambos casos.
CONTINUARÁ.

Compartir noticia

Últimas noticias

más noticias...
Related

¿Se prepara un autogolpe de Estado?

Una definición común establece que un autogolpe de Estado...

Xóchitl crece; Claudia en caída

Benjamín González Roaro   Tengamos mucho cuidado en guiarnos por las...

Ante la debacle, López saca el conejo de la chistera

La situación en el país cada día está peor,...

Pensiones, otra perversidad

Resplandores Perversidad: De gran maldad que causa daño expresamente. AMLO propondrá...